logo Blog Pharmacoserías, primer blog específico de marketing farmaceúticoTenía sífilis Mona Lisa o no…?

 

If the Mona Lisa is a portrait of someone with a sexually transmitted disease, these hints of death and illness suddenly make sense. As for her half-smile, it becomes a wry acknowledgement that sex can make you sick.

This macabre message fits well with Sigmund Freud’s analysis of Leonardo. Freud argued in his 1910 book Leonardo da Vinci and a Memory of His Childhood that the polymath researcher who not only painted but also filled notebooks with his scientific studies was repelled by sex. Leonardo was homosexual, he says, but afraid of intercourse with men or women. Instead, he “sublimated” sexuality into research. (…) Más

Otras publicaciones recientes especulan sobre una posible enfermedad sexual (sífilis) de Mona Lisa… Ver también: Revelan el secreto mejor guardado de La Mona Lisa: su enfermedad de transmisión sexual

La opinión al respecto, como dermatólog@ y estudiosa del arte, de Olga Marqués Serrano resulta esclarecedora:

La Gioconda tenia sifilis o no. Lo analiza Olga Marques Serrano. Dermatóloga“Se sabe que Mona Lisa, nacida en 1479, era hija de Antonio Gherardini, y estaba casada con Francesco del Giocondo, comerciante florentino, que fue quien encargó su retrato a Leonardo y de quien procede el sobrenombre La Gioconda.

Desde entonces ha habido múltiples teorías, incluyendo algunas enfermedades, para explicar el misterio que encierra la sonrisa enigmática de esta hermosa mujer, sin que la mayoría de ellas tengan una base científica y documentada.

Yo misma pude comprobar como en uno de los casos ocurrió eso. En 2009 publiqué un libro sobre dermatología y arte, La piel en la pintura, que mostraba una relación de cuadros con patologías de la piel entre los que se encontraba Retrato de Gioconda.

 

logo-diariomedico

Dermatología al óleo

 

Hay profesiones que deforman la visión del mundo, algo que podría decirse de un médico que se pone a diagnosticar a personajes de cuadros. Pero esta curiosa tarea también es una forma de aunar dos pasiones: arte y medicina, presentes en la dermatóloga Olga Marqués: un buen día salió del Museo del Prado con un puñado de diagnósticos dermatológicos y así empezó a seleccionar lesiones que aparecían en los óleos y que culminaron en el libro La piel en la pintura.

Trabajar sobre estos pacientes tiene además la ventaja de que ninguno de los posibles errores terminará en demanda.

Sólo es un retrato, ni siquiera de cuerpo entero, pero pocos cuadros como La Gioconda, de Leonardo da Vinci, desprenden tanto misterio. Por eso, cuando la dermatóloga Olga Marqués, del Sanatorio del Rosario (Madrid), se puso manos a la obra con una selección de cien pinturas que reflejaran patologías dermatológicas y que ha cristalizado en el libro La piel en la pintura, no pudo resistirse a la Mona Lisa.

Marqués no es la primera médica que se aventura con un diagnóstico del famoso retrato; otros colegas y estudiosos del arte ya habían especulado sobre un embarazo, alopecia e incluso bruxismo en la italiana. Para la dermatóloga, la pequeña lesión que exhibe La Gioconda en la parte interna del ojo izquierdo podría corresponderse a un xantelasma, “aunque es un diagnostico subjetivo, y también podría tratarse de un pequeño quiste epidérmico”, matiza.

 

logo-diariomedico

 

La inspiración que vino de la dermatología

Esta dermatóloga de La Paz y del Sanatorio del Rosario es autora de una antología de poesía sobre la piel. Dice no sentirse tocada por las musas, pero sus respuestas lo contradicen.

La primera antología de poesías sobre la piel, ¿sólo se le podía haber ocurrido a un dermatólogo?
-A un dermatólogo y a un poeta, pues la piel es territorio de ambos. Es una selección de más de doscientos poemas, la mayoría en castellano, distribuidos en tres apartados: la piel, la piel enferma y la piel herida.

¿Por qué la piel atrae tanto a los poetas?
-Porque es el órgano visible de nuestro cuerpo; sana es sinónimo de juventud, salud y belleza; produce placer contemplarla, acariciarla y olerla. Pero también los poetas manifiestan repulsión ante una piel envejecida y adoptan un trato satírico y despiadado.

¿Cuál de los poemas le gustaría haber escrito?
-Mis preferidos son Vuelve, de Cavafis, y los poemas satíricos del siglo XVI y XVII. Por la implicación y el realismo poético me siento muy identificada con La herida, de Antonio Porpetta.

¿Qué enfermedades se prestan más a la lírica?
-Las que por sus manifestaciones producen compasión, como la lepra, y las que inducen a la sátira cruel, como las parasitosis (sarna, pediculosis, picaduras de insectos), la alopecia…

Antes editó La piel en la pintura. ¿Lo suyo es deformación profesional?
-No, sólo curiosidad y muchas horas en los museos. Viendo en el año 2004 la exposición El retrato español en el Museo del Prado surgió la idea; allí varios de los retratados tenían lesiones en la piel: Góngora, de Velázquez, una queratosis seborreica; Ezequías, de Berruguete, un nevus piloso en la mejilla izquierda; La duquesa de Alba y La reina María Luisa, de Goya, aparecen con el parche en la sien que se ha descrito como lesiones melánicas. Todos parecían estar pidiendo salir en un libro de dermatología.

icono-descargar-pdfDescárgate el artículo completo, publicado en Diario Médico el 30/06/2009

logo-medicos-y-pacientes

La dermatóloga Olga Marqués analiza las heridas reflejadas en 111 obras pictóricas

El retrato de Felipe II en la jornada de San Quintín, realizado por el retratista flamenco Antonio Moro en 1560, es el único retrato del rey que muestra una pequeña cicatriz sobre la ceja izquierda, detalle que no vuelve a aparecer en ninguno de los retratos posteriores. Esta es una de las heridas analizadas por la dermatóloga Olga Marqués en la obra Las Heridas en la pintura en la que estudia las lesiones y cicatrices reflejadas en 111 obras pictóricas de 71 artistas de todas las épocas

Madrid, 6 de mayo de 2013 (medicosypacientes.com)

Heridas, úlceras, cicatrices, desollamientos y degollamientos son las lesiones provocadas por actos violentos sobre la piel que, junto con un esbozo biográfico de cada pintor, forman esta obra realiza la Dra. Olga Marqués, autora de varias publicaciones sobre la piel y miembro de la Asociación Española de Médicos Escritores y Artistas (ASEMEYA).

las-heridas-en-la-pintura-medicos-y-pacientesEn Las Heridas en la Pintura, la Dra. Marqués desarrolla su labor artística a la vez que estudia la enfermedad cutánea a través de la visión de 71 obras de pintores de todas las épocas, como Miguel Angel, Leonardo da Vinci, Caravaggio, Durero, Goya, Hogart, Parmigianino, Rembrandt, Rubens, Tiziano, Sorolla, Frida Khalo o Ponce de Leon.

De las heridas, la autora hace una distinción según el agente traumático o agresor que las causa y las clasifica en punzantes, incisas, contusas, inciso-contusas, emponzoñadas, heridas por empalamiento y heridas con pérdida de sustancia, destacando que las heridas en la piel que más han reflejado los artistas se encuentran en la obra más representada de la historia del arte que es la Crucifixión de Cristo. De estas pinturas que representan la Crucifixión, muchas han sido objeto de numerosos estudios médicos y teológicos y la autora señala como ejemplo de curiosidad científica la pintada por el Greco en 1597, en la que se observa cómo de la herida del costado de Cristo brotan sangre y agua, valorándose por estudios médicos la posibilidad de que Cristo tuviera un derrame pleural.

logo-acta-sanitaria

Las Heridas en la pintura

 

acta-sanitaria-acto-presentacion-las-heridas-en-la-pinturaEditado por Meda Pharma, este libro, de la Dra. Olga Marqués Serrano, dermatóloga del Hospital Universitario La Paz de Madrid, hace una selección de obras pictóricas de todas las épocas, analiza la representación de las lesiones provocadas por actos violentos sobre la piel y esboza la biografía de cada pintor

En el acto de presentación la Dra. Marqués comentó que decidió hacer un libro sobre pinturas que mostraran heridas, y que incluyera las partes más duras como son los degollamientos y los desollamientos, al comprobar el rechazo que con frecuencia el tema provocaba. Intentando, desde la ironía, y con amenidad que quien lo lea se distancie de la dureza de los hechos y aprenda a valorar estas pinturas como lo que realmente son: Obras de Arte.

Lee el artículo completo en actasanitaria.com

 

logo_fundacion-jose_hierro

Olga Marqués presenta “La piel”

 

Olga Marqués Serrano, dermatóloga de gran experiencia y vocación, miembro de los equipos del Hospital La Paz y de la Clínica El Rosario, dejó, por segunda vez, que su vocación y su irresistible ojo clínico le llevaran más allá del ejercicio de su profesión y le hicieran proyectar un libro de poesía. Tal como le ocurriera antes con La piel en la pintura, la huella de las manifestaciones artísticas de su especialidad le han conducido a realizar este magno rastreo cuyo apasionante resultado hoy presentamos. Se trata de una selección de textos, la mayoría en castellano –con alguna inclusión de ilustres autores en otras lenguas (latín, italiano, inglés, francés, alemán, griego…)–, que recorren desde el periodo clásico hasta nuestros días, y en el que la piel es la gran protagonista. Para su elaboración se han indagado en profundidad los amplios territorios de la tradición y se han seleccionado más de mil poemas, hasta llegar a la definitiva nómina que compone el libro, estructurado en tres zonas: “La piel”, “Las enfermedades de la piel” y “La piel herida”.

Fundación Centro de la Poesía José Hierro

ph_ratondebiblioteca

El veneno en el arte

 

“El veneno en el arte intenta, desde otra visión, acercar al lector al apasionante mundo del veneno a través de su representación en algunas manifestaciones artísticas como son la pintura, el grabado, la cerámica y la escultura.
No pretende ni puede abarcar en la totalidad su historia, ni a sus grandes protagonistas, por las limitadas dimensiones del libro y porque su incorporación a él está condicionada a su reflejo en el arte.

Aunque en este trabajo, que une veneno y arte, puedan ser otros los temas que más llamen la atención, para mi lo más interesante han sido una enfermedad, el ergotismo, y un estilo pictórico, el Prerrafaelismo.

Las supersticiones que desencadenó y los síntomas clínicos que causó el ergotismo o mal de san Antonio tras el envenenamiento en el ser humano por el cornezuelo de centeno se encuentrn, con frecuencia y de forma magistral, representado por los grandes artistas de la Edad Media como El Bosco, Matthias Grünewald y Pieter Brueghel, el viejo.” Olga Marqués

Lee el artículo completo en ‘raton-de-biblioteca’

 

ph_ratondebiblioteca

La piel Antología poética

 

Cerramos “trilogía” (incompleta, siempre nos faltará la piel en la prosa…Malaparte dixit. Esperaremos. Titánico reto para Olga Marqués) iniciada con “Las Heridas en la pintura” y continuada con “La piel en la pintura“, con este ejercicio de “dermopoesía” que la autora describe:

Dermopoesía: una antología poética sobre la piel. Como muy bien afirma la dermatóloga Olga Marqués, la piel ya existía antes del mapa del genoma.

Por eso no sorprende que en su búsqueda haya encontrado tanta dermopoesía: Antología de la piel es una selección de poemas, -la mayoría en castellano, con alguna muestra de ilustres autores de otras lenguas (latín, italiano, inglés, francés, alemán, griego…) que va desde el periodo clásico latino, hasta nuestros días, -en que la piel protagoniza el tema. Para su elaboración se ha hecho un gran rastreo de autores, seleccionando más de mil poemas, para elegir definitivamente éstos que forman el libro.”

Lee el artículo completo en ‘raton-de-biblioteca’

 

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies